La salud ocular nos importa y tiene un lugar en la óptica


El óptico-optometrista es un profesional muy cualificado con los conocimientos y los aparatos de diagnóstico adecuados para detectar y aliviar (al menos en sus primeras fases) ciertos síntomas relacionados con la sequedad ocular, la excesiva secreción de grasa, etc.

En Disop proponemos al profesional de la visión una gama completa de productos específicos para cada caso.

El ojo irritado y el verano

En verano es frecuente sufrir picor de ojos e irritación por el cloro de las piscinas, la sal del agua del mar o incluso por el contacto de la crema solar con los ojos.

El ojo necesita una película lacrimal estable, con una composición en sales y unas características específicas. La exposición al cloro o a la sal rompe el equilibrio de la lágrima y hace que el ojo se resienta, provocando en muchos casos una conjuntivitis irritativa leve.

La sequedad ocular afecta cada vez a más personas

La sequedad ocular está relacionada a menudo con el estilo de vida y las circunstancias ambientales. Dado que este trastorno en la mayoría de los casos avanza por fases, es muy importante intervenir en el inicio del proceso.

El poder restaurador del ácido hialurónico en los ojos

El ácido hialurónico es un excelente humectante que forma parte de manera natural de nuestro ojo y que tiene una gran capacidad para retener agua. Hace además de enlace entre el film lacrimal y el epitelio corneal.

El cuidado de los ojos sin conservantes

La presencia de conservantes en preparados destinados al ojo no es en sí mismo una razón para desconfiar de un producto, pero en ciertos casos es recomendable la utilización de productos sin conservantes.