Hola:

Estamos en primavera y después de varios días lluviosos muchas personas con alergia al polen están sufriendo episodios muy molestos de rinitis y conjuntivitis alérgica.

Si alguien entra en tu óptica porque le pican los ojos y tiene un lagrimeo constante, puedes averiguar si esto es consecuencia de una alergia al polen siguiendo dos sencillos pasos.

Cristina Mendoza | Responsable de Marketing

La anamnesis es imprescindible

Los síntomas de la alergia estacional son muy similares a los de un catarro. Esto hace que sea imprescindible tener una conversación con la persona afectada para averiguar si realmente se trata de un caso de alergia. La alergia al polen suele ser hereditaria y dura más de una semana. En el caso de las personas alérgicas los síntomas, que se dan en ambos ojos, son más agudos si están al aire libre y disminuyen cuando llueve.

Si las molestias no impiden al paciente llevar una vida normal, se trata de un caso leve.

Y además no solo es necesario, es que también es reconfortante como óptico tener la oportunidad de plantearnos cosas nuevas. En su día elegimos una carrera sanitaria y llevamos dentro la curiosidad del científico, que nunca para de aprender.


Busca signos en el polo anterior con la lámpara de hendidura

Para confirmar si existe conjuntivitis alérgica necesitamos hacer un examen del polo anterior con la lámpara de hendidura. Si existe este tipo de conjuntivitis es habitual encontrar: edema en los párpados, hiperemia conjuntival, secreción acuosa. Si es un caso leve, no estará afectada la córnea.

En los casos que no son graves el óptico puede recomendar lavados frecuentes con un baño ocular con ácido hialurónico y el uso de gotas sin conservantes tantas veces como sea necesario.

En cualquier caso, se debe aconsejar acudir al médico de atención primaria para que realice el diagnóstico más adecuado.


Ten "una chuleta" siempre a mano

Aunque el diagnóstico de la conjuntivitis alérgica es muy sencillo, te proponemos leer la información de la página web claves para el diagnóstico de la conjuntivitis alérgica y tener este recordatorio sobre cómo proceder siempre a mano.

Tú tienes el conocimiento y las herramientas para ayudar a tus clientes y dar el consejo más apropiado en cada caso.


Espero que esta información te haya resultado útil.

Gracias por estar ahí.



Si prefieres no recibir correo comercial de Disop, haz clic aquí